Categoría: Dermatología y estética

El peeling facial y beneficios de los tratamientos estéticos

Con el paso del tiempo la piel envejece, se debilita y el rostro pierde elasticidad. El proceso de renovación de la piel se ralentiza. Acelerar el proceso de regeneración de las células es positivo para combatir el deterioro. Existen varios métodos de cuidado, entre ellos, el peeling facial.

Gracias a este tratamiento se eliminan las impurezas y conseguimos lucir un aspecto radiante, suave y limpio de la piel. Eso sí, es importante tratarla de manera adecuada, por ello se requiere de la especialización necesaria. Continúa leyendo para saber más y recuerda que te interesa el sector, puedes especializarte con nuestro Máster experto en Tratamientos Faciales.

¿A qué hace referencia el término peeling facial?

Podríamos decir que este tratamiento es básicamente un tratamiento exfoliante que se encarga de eliminar las células muertas de las capas más superficiales de la piel. La piel se va regenerando día tras día, por ello la función del peeling facial consiste en eliminar las células viejas para que puedan renovarse con mayor facilidad. Con ello eliminamos las imperfecciones no deseadas y conseguimos que el tejido de la piel se mantenga uniforme, con mejor calidad y textura. En definitiva, es una fuente ideal de renovación e hidratación para el cutis.

Tipos de peeling principales

Este tratamiento puede realizarse con diversas técnicas en función de la intensidad de limpieza que se desee obtener. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un tratamiento donde se aplica un preparado químico, por lo que requiere del cuidado y control de una persona especializada. Por ello, el profesional médico o especialista será quien estime el tipo de peeling a utilizar según las características de la piel y las necesidades del propio paciente.

Según el grado de profundidad
  • Peeling superficial, que es el tratamiento más suave. Actúa directamente sobre la epidermis y su objetivo es igualar el tono de la piel, suavizar las arrugas más finas y tratar la sequedad de la piel.
  • Peeling medio, que tal y como su propio nombre indica, es el tratamiento es intermedio. Actúa sobre las capas superficiales y medias de la piel, es decir, en la epidermis y en las primeras capas de la dermis. Su objetivo es eliminar las cicatrices derivadas del acné y combatir las arrugas.
  • Peeling profundo. Por último, este tipo de peeling actúa sobre las capas más profundas de la piel. Sirve principalmente para tratar las pieles más deterioradas, aquellas que presentan cicatrices profundas y arrugas marcadas.
Según la técnica que se utilice
  • Peeling mecánico: Usa herramientas de exfoliación en el rostro. Cepillos, lijas…
  • Peeling físico: Aplica un agente físico en la capa más superficial. Normalmente se masajea la piel del paciente a con una crema que contiene pequeñas partículas que sirven para erosionar la dermis.
  • Peeling químico: Se aplica utilizando sustancias químicas aptas de exfoliación.

Aspectos positivos y Beneficios del peeling facial

Respecto a los aspectos positivos del peeling facial más interesantes a nivel de resultado, es bueno saber que reactiva la corriente circulatoria, gracias a ello, aumenta la capacidad de absorción de nutrientes. También destruye las capas dañadas de la piel motivando así a la estimulación del crecimiento epidérmico.

Algunos de sus beneficios:

  • Rejuvenece, ya que regenera con células nuevas más jóvenes que se multiplican y aportan luminosidad la piel. Además, aumenta y mejora el colágeno y la piel gana elasticidad firmeza y elasticidad.
  • Combate imperfecciones, ya que equilibra la grasa de la piel y mejora el acné, elimina cicatrices y marcas leves, disminuye las manchas y suaviza las arrugas.
  • Mejora la tonalidad de la piel, ya que la composición de la piel gana calidad, favoreciendo al ciclo de cambio de esta misma y su hidratación, aportando luminosidad.

Cómo prevenir las manchas en la cara

Las arrugas y las manchas en la cara son una de las cuestiones que más preocupan a la mayoría de la población cuando entra en cierta edad. Los problemas de hiperpigmentación son causados por diversos motivos como la exposición al sol, brotes acneicos o por el consumo de algunos fármacos. En el artículo de hoy vamos a ver cuáles son los mejores remedios para prevenir la aparición de estas manchas en la piel. Además, recuerda que puedes especializarte en el sector con nuestra formación en Dermatología y Cosmética.

¿Por qué aparecen manchas en la cara?

Nuestra piel es bastante propensa sufrir manchas y erupciones de todo tipo. Normalmente son inofensivas y no deben preocuparnos, sin embargo, es recomendable conocerlas y acudir a un dermatólogo para saber cómo actuar ante ellas.

A las manchas en la piel se les denomina hiperpigmentación y, en algunas personas, causan angustia por el hecho de no poder disimularlas u ocultarlas. Esta hiperpigmentación aparece cuando el cuerpo produce un exceso de melanina en ciertas zonas, apareciendo como consecuencia, esas manchas de la piel.

¿Cuántos tipos de manchas existen?

Los tipos más comunes de hiperpigmentación son:

Manchas pigmentarias

Su causa principal es la exposición solar, por lo que aparecen en zonas especialmente expuestas a la radiación, como por ejemplo la cara, las manos y los brazos.

Melasma

Estas manchas son algo más oscuras e irregulares. Suelen aparecer principalmente en la cara o en los brazos. Afecta aproximadamente al 90% de las mujeres y se produce, normalmente, por factores relacionados con los cambios hormonales, como el uso de anticonceptivos orales, el embarazo o los problemas de tiroides entre otros.

Hiperpigmentación inflamatoria

Estas manchas aparecen al curarse una lesión de la piel, principalmente tras un brote acneico o por el uso de diversos procedimientos cosméticos.

 

Principales de las manchas en la piel

Como hemos comentado anteriormente, la hiperpigmentación de la piel es la consecuencia de una sobreproducción de melanina. Esta sobreproducción puede desencadenarse por diversos factores como la exposición solar, factores genéticos, la edad, influencias hormonales o infecciones cutáneas entre otros.

¿Se pueden prevenir?

Algunas de estas son ineludibles. Sin embargo, existen otras muchas que pueden prevenirse sin problema. A continuación vamos a descubrir qué pasos pueden ayudarnos en nuestro día a día a prevenir la aparición de estas manchas faciales.

Acude a un dermatólogo

Con la ayuda de un especialista podrás evitar y controlar la aparición de manchas en la cara y otras partes del cuerpo. Recuerda que cada piel es diferente y no todos los tratamientos funcionan por igual para todo el mundo. Un dermatólogo te aconsejará siempre según tus propias necesidades.

Usa protector solar siempre

Este punto es clave para prevenir y proteger la cara sobre todo de las manchas causadas por la exposición solar. No te olvides de aplicarla antes de tu base de maquillaje y después de la crema hidratante facial.

Limpia en profundidad tu piel todos los días

Una limpieza facial de día y de noche es imprescindible para eliminar las impurezas que obstruyen los poros a lo largo del día y durante la noche. De esta manera, a parte de mantener tu piel limpia, también conseguirás prevenir la aparición manchas.

Exfolia e hidrata tu piel semanalmente

La exfoliación remueve las células muertas, lo que mejora por completo la textura de la piel. Con la ayuda del dermatólogo, elige qué exfoliante es el adecuado para ti y aplícalo cada 3 semanas. No te olvides de la mascarilla facial. Aplícala 1 vez a la semana para mantener uniforme el color de tu piel.

#iguru_soc_icon_wrap_603ed048b4f22 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_603ed048b4f22 a:hover{ background: transparent; border-color: #2c8fa0; }#iguru_soc_icon_wrap_603ed048b4f22 a{ color: #2c8fa0; }#iguru_soc_icon_wrap_603ed048b4f22 a:hover{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4fae1{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4fae1:hover{ color: #2c8fa0; }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4fae1{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4fae1:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4fe32{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4fe32:hover{ color: #2c8fa0; }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4fe32{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4fe32:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4ff73{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4ff73:hover{ color: #2c8fa0; }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4ff73{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_603ed048b4ff73:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }